Durante varios años los vecinos del barrio Sant Pere i Sant Pau de Tarragona convivieron con una colonia de cerdos vietnamitas que habían sido abandonados en el parque que hay allí. Hubo de todo : voluntarias cuidadoras; cazadores; ladrones de cerditos; agresiones; e incluso un incendio … Había que sacarlos de allí. Pero parecía una tarea imposible, hasta que FAADA y ADAT unieron sus fuerzas y tras varias reuniones con la recién nombrada regidora de Bienestar Animal del Ayuntamiento de Tarragona lo consiguieron. Fue un rescate no exento de críticas y detractores que pretendían promover medidas distintas que habían sido declaradas inviables.

En ese momento Míriam Martinez, la veterinaria coordinadora del área de animales salvajes de FAADA, y Marta Reynals, abogada y presidenta de ADAT, trabajaron codo con codo para buscar la mejor salida legal y etológica para los cerdos vietnamitas. Pasado un tiempo ha quedado demostrado que la formula que encontraron no solo era legal, si no además muy beneficiosa para el bienestar de los animales, lo que hoy ya es patente.

Si quieres saber cómo fue y cómo están hoy en día los cerdos vietnamitas con los que compartimos la ciudad durante tanto tiempo este es un directo que no debes perderte.